BLOG / CATEGORÍA:
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin

Mantén en condiciones la batería de tu auto durante la pandemia

El semáforo se mantiene en rojo, así que tu auto seguirá estacionado, lo que podría afectar fuertemente tu batería, así que aprende a cuidarla y no gastar

¿Qué vas a aprender en este artículo?

La cuarentena no termina, ya estamos cerca de los 80 días, y por fin conocemos algo que se contraponga a la popular frase de “no hay nada más largo que la Cuaresma”, bueno, pues la pandemia provocada por el coronavirus ya ha dobleteado ese periodo anual de catolicismo y sinceramente no se ve para cuándo pueda terminar.

Por lo pronto prácticamente todo el país se mantiene en semáforo rojo, lo que implica que nadie puede retomar sus actividades al menos que ellas sean consideradas como esenciales, por lo que los demás, tendremos que mantenernos en casa, lo mismo que nuestros vehículos, cuya alma, la batería, podría sufrir graves consecuencias ante esta situación.

Ya en el pasado platicamos sobre la necesidad de darle mantenimiento esporádico a tu vehículo y encenderlo al menos cada tercer día para evitar que los componentes sufran una especie de atrofiamiento, lo que puede incluir al sistema eléctrico y por supuesto la descarga de la batería.

1

Mantener la batería al 100 es importante para no sufrir complicaciones

Pero no es tan sencillo que la batería se descargue, al menos no ocurrirá de la noche a la mañana salvo que se encuentre en malas condiciones o ya sea bastante vieja, y también si vivimos en algún lugar en el que la temperatura sea extrema o bien, si pasa más de una semana sin ser encendido también le podría afectar a la capacidad de carga y por supuesto al arranque.

Obviamente en una situación como la que vivimos de pandemia, lo que menos queremos todos es hacer un gasto extra y por supuesto que tener que cambiar la batería de nuestro vehículo lo sería, por ello es muy importante poner atención a lo componentes del automóvil y así evitar sorpresas el día que el semáforo nos permita volver a nuestras actividades.

Así como nuestra condición física podría mermarse ante la falta de actividad causada por el encierro, también los autos comienzan a perder la condición por llamarlo de algún modo, por lo que debes estar al pendiente de tu vehículo durante el confinamiento y no esperar que tras dos o tres meses detenido, todo funcione bien por arte de magia.

2

Desconectar la batería puede traerte problemas en casos de emergencia

Recuerda que las situaciones mecánicas no tienen palabra de honor y que los autos son celosos y pueden desconocer a su dueño y simplemente no querer encender, pero esto tiene una causa y una cura, pues los autos que están mucho tiempo detenidos suelen presentar fallas en la batería.

Si aún no empiezas con la disciplina de darle un mantenimiento constante al auto, que además te servirá de terapia ocupacional durante el encierro, aún estás a tiempo de tomar en cuenta nuestras recomendaciones y así anticiparte a cualquier situación.

Mucha gente considera necesario que si no usas tu auto al menos por una semana y lo sabes de antemano, desconectes la batería para evitar cualquier fuga de energía, sin embargo, no sabemos cuándo se va a presentar una emergencia y el acto de conectar la batería puede llevarte algunos minutos que pueden ser preciosos.

4

Los autos eléctricos regulan la carga de su batería

Lo primero que debes hacer es conseguir un medidor de corriente para saber si tu batería tiene la energía necesaria y si está en buen estado, lo recomendable es que tenga la carga completa, misma que bien usada no bajará por cuestiones climáticas sobre todo en esta época del año en la que no hay frío ni siquiera en las noches.

Lo mejor que puedes hacer es encender tu auto por unos minutos cada día y así dejar que el mismo sistema eléctrico se recargue y por supuesto la batería recupere su potencia, incluso, de serte posible y tu lugar de residencia te permite puedes dar una vuelta que no sólo mantendrá tu vehículo en forma, sino también tu ritmo y reflejos de manejo que también sufren durante el encierro.

Como nos enseñaron nuestros padres y sabemos desde siempre, la mejor forma de acelerar la carga de la batería en caso de que la encontremos un poco baja es acelerar un poco y dejar que todo vuelva a la normalidad sin mayor lío.

Aprovecha la ocasión para encender luces, sistemas de audio y todo lo que utilices de manera normal para revisar no solo que la batería alimenta de forma adecuada la energía del vehículo, sino que no existen fallas con el sistema eléctrico y de ser así, cambiar los fusibles necesarios.

4

Este es el destino de toda batería

Ten en cuenta que si ves fallas constantes en la batería, lo mejor siempre es cambiarla por una nueva y es que no es derroche, sino prevenir daños al sistema para lo cual deberás, como siempre recomendamos, apegarte al manual de usuario y adquirir la mejor para tu auto. 

En caso de que tu auto sea un eléctrico o un híbrido enchufable, lo ideal es dejarlo conectado al  wallbox para que el flujo de energía sea constante. Recuerda que tanto híbridos enchufables cómo eléctricos cuentan con programas que lo que hacen es gestionar la carga de las baterías para mantener la salud de acumulador y al mismo tiempo almacenar la máxima energía posible.

¿Te resultó útil esta información?

Ayúdanos a compartirla para que llegue a las personas que puedan necesitarla.

Puedes enviarla fácilmente a través de WhatsApp.

Recuerda que compartir información útil es otra forma de ayudar.

Share on facebook
COMPÁRTELO
Share on twitter
TWITTEALO
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
ENVIAR POR
Tal vez de pueda interesar:
¿Necesitas ayuda? Abrir Whatsapp